Las manualidades a cualquier edad nos proporcionan además de efectos benéficos a nivel cerebral un gran sentimiento de satisfacción , son desestresantes, promueven la unión y la alegría. Siempre podemos tenerlas como aliadas de nuestro día a día en la crianza, son una gran herramienta para transformar una tarde agitada en un mágico momento de interacción. Este escrito nace, de una experiencia con mi hija mayor, cuando a sus 18 meses comenzó a interesarse genuinamente por comenzar a transformar elementos como vasos, recipientes de plástico, y todo lo que veía al alcance de su mano para jugar. Al ser una iniciativa de ella , decidí entonces proporcionarle más elementos, y obervando más sus intereses muchas ideas fueron surgiendo, así esta actividad se convirtió en una constante en casa. Para conservar ese momento placentero que nos ofrecen las artes manuales, es importante tomar  en cuenta los siguiente:

-El adulto que acompañe estas actividades no debe tener ninguna expectativa con los resultados o la estética, con lo que nos parece que es lo “correcto o no” solo debe estar allí para proporcionar materiales, dar alguna instrucción en cuanto a manejo de herramientas por ejemplo y estar allí atento ante cualquier otra cosa que pueda necesitar el(@) niñ@.

-No forzar ninguna actividad que No esté acorde a su edad o habilidades motrices, por ejemplo evitar presionar el uso de tijeras cuando el niño aún es muy pequeño, o  cuando simplemente no muestra interes en usarlas , la idea es el disfrute, la experiencia de crear juntos.

-Preparar  los materiales y el espacio para trabajar, tomando las  precauciones de seguridad necesarias.

-Luego de finalizada la actividad que puede durar mucho menos tiempo del que invertimos en prepararla, podemos aprovechar el momento de limpieza del espacio para hacerlo juntos convirtiéndolo en un juego, a l@s niñ@s   les encanta limpiar, ayudar, organizar. Cada uno a su ritmo sín presiones.

Los trabajos manuales  son solo una opción  entre las muchas otras que tenemos  para alimentar el vínculo, es mágico dejarse llevar por la experiencia de  impregnarse de materiales,  sin prisas , observando  y buscando   que les gusta hacer. Aunque después de todo lo más satisfactorio es  ver como se divierten!

 

Anuncios